Frases ex integrantes

Martín Rodríguez

GESTOR DE PROYECTOS

El Observatorio y sus proyectos han logrado ser un ejemplo de cómo la academia puede integrarse y contribuir a procesos sociales y de desarrollo del país. Por un lado, integra la voz y la perspectiva de territorios poco estudiados. Por otro, se ha atrevido a probar nuevas maneras de comunicar información especializada y así poder ampliar las audiencias que acceden a esta información.

A nivel personal, tengo un grato recuerdo del equipo, personas fantásticas que han contribuido a mi crecimiento profesional y que muy seguramente continuarán haciendo, desde sus experiencias, un trabajo importante para el país.

Mariana Saldarriaga

GESTORA DE PROYECTOS

El Observatorio de la Democracia es para mí un lugar de crecimiento personal y profesional. La evolución del Observatorio representa el importante trabajo que este centro de investigación realiza con un equipo de trabajo inigualable. Los años que estuve trabajando en este lugar me permitieron formarme como investigadora y aprender de diferentes campos académicos para el análisis de datos.

Nicolás Galvis

ASISTENTE GRADUADO

Me alegra mucho haber podido ser parte del Observatorio de la Democracia, fue fundamental para mí en mi desarrollo profesional. Participé en la transformación de la estrategia de comunicación del Observatorio, donde decidimos innovar en la forma de presentar los principales resultados. En lugar del acostumbrado informe general, durante el 2017 publicamos una serie de informes temáticos basados en la coyuntura en la que vivía el país en ese momento, el Acuerdo de Paz. Gracias a esto, el Observatorio de la Democracia logró posicionarse como uno de los centros de pensamiento más importantes frente a temas clave del país, especialmente sobre la relación de los colombianos con la política.

Sebastián Pantoja

INVESTIGADOR

Uno de los mayores aportes del Observatorio en estos cinco años ha sido la inclusión de nuevas metodologías y perspectivas de actores generalmente excluidos de los estudios de opinión pública tradicionales, lo cual ha enriquecido el estudio de la democracia en Colombia.

Al igual que muchos de los profesionales y estudiantes que han estado vinculados en el Observatorio, mi experiencia en este centro de investigación me abrió las puertas a múltiples laborales, pero también me enseñó a mantener la rigurosidad, la curiosidad y el espíritu crítico en cualquier investigación social.

Andrés Ortiz

ASISTENTE GRADUADO

El Observatorio fue una gran introducción a la vida laboral. La planeación de la investigación, la rigurosidad del análisis y el cuidado en el manejo de datos ha sido un referente en los demás trabajos que he tenido. De igual forma, influyó en el desarrollo de mi conocimiento y pensamiento crítico sobre la opinión pública y su relación con el funcionamiento de las instituciones políticas. Sobre todo, fue un espacio en el que entendí la importancia de la ciudadanía y su comportamiento político para el funcionamiento de la democracia, y comprendí otra dimensión del valor de la democracia.

Alejandra Rivera

ASISTENTE GRADUADA

El Observatorio es un centro de pensamiento ante todo interdisciplinario. Quienes tuvimos la oportunidad de trabajar en él, no solo aprendimos mucho de personas de otras profesiones. Sin duda, también entendimos lo valioso que es abordar los asuntos políticos, económicos y sociales del país desde diferentes perspectivas. Eso fue un aprendizaje para toda la vida.

Alejandra Ramírez

ASISTENTE GRADUADA

Tuve la oportunidad de formar parte del Observatorio justo después de terminar mi pregrado en economía y fue una experiencia que aportó significativamente a mi desarrollo personal. Me permitió acercarme a una realidad del país que desconocía: circunstancias en los municipios PDET y la opinión de sus pobladores sobre diferentes temas como la confianza en las instituciones y el Acuerdo de Paz. Mi paso por el Observatorio me hizo una persona más consciente social y políticamente; esta huella que dejó en mí siempre permanecerá. Me alegra ver que 3 años después de mi partida el equipo haya crecido tanto y se haga uso de técnicas de vanguardia como el machine learning.

Daniel Cárdenas

ASISTENTE GRADUADO

Hoy se escucha frecuentemente que la democracia está en riesgo porque los ciudadanos creen en noticias falsas, algo que, si bien es cierto, no explica cómo forman opiniones las personas y es una respuesta incompleta al problema. Con admiración he visto cómo el Observatorio de la Democracia en estos años ha expandido sus horizontes para preguntarse no sólo por lo que piensan los colombianos sino también por la manera en la que se perciben los fenómenos sociales y el impacto que tienen en la formación de opiniones. Me alegra haber sido parte del equipo, crecí mucho profesionalmente y me divertí haciéndolo. Gracias por todo lo que hacen y sigan con el buen trabajo.

Catalina Rodríguez

ASISTENTE GRADUADA

El Observatorio pasó de tener unos informes muy buenos, pero quizás leídos por pocos, a meterse en el día a día del país y ser mucho más leídos. Los informes ahora son más cercanos, la estrategia creativa fue muchísimo más amigable, el acceso y la visualización de datos permite jugar y evitarse bases de datos que se pueden tornar aburridas. En redes el Observatorio se consolidó. También, se convirtió en un semillero para todas las personas con interés en investigación. Se volvió un segundo hogar. Quienes ahí estábamos teníamos un espacio para ser escuchados, para pensar, para crear, para exigirnos y para aprender.

Felipe Londoño

ASISTENTE GRADUADO

Del Observatorio me llevé la importancia de realizar un análisis multidisciplinar e integral sobre lo que acontece en el país. Tuve la oportunidad de trabajar con profesionales de altísima calidad, que me ayudaron a tener una visión mucho más amplia a la hora de interpretar diferentes asuntos económicos, políticos y sociales del país. Es un aprendizaje que significó mucho dentro de mi crecimiento profesional y que es para toda la vida.

David Baracaldo

WEBMASTER & COMMUNITY MANAGER

Nos soñamos en el Observatorio de la Democracia a un gigante cuando apenas estaba comenzando a crecer. Esta ambición nos permitió llevarlo a grandes espacios para su posicionamiento, su inserción en comunidades de práctica y de reflexión con grandes generadores de opinión, y su reconocimiento como fuente de información y centro de pensamiento con un poderoso instrumento como el Barómetro en Colombia. Permitirnos soñar fue lo que impulsó el despegue del Observatorio, y vimos los resultados rápidamente.

Detrás de las cifras siempre hay historias. Fuimos capaces de contar historias impactantes, de ver más allá de los resultados, de idear nuevas formas de analizar e interpretar las realidades, de generar opinión y provocar discusiones políticas de altura. Nunca nos conformamos con informar cifras, sino enriquecerlos con análisis e historias, y esto nos llevó a un rápido y confiable posicionamiento: una valiosa experiencia personal y profesional que aproveché durante más de año y medio.